Las exportaciones aumentaron 18.4% sobre el último año y alcanzaron $114,500 millones, en comparación con la contracción de 0.5% en enero, cuando las fábricas pararon debido al receso de dos semanas por el Año Nuevo Lunar, de acuerdo con cifras oficiales de aduanas.

Las importaciones saltaron 39.6% y totalizaron $145,900 millones, en contraste con la declinación de 15% del mes anterior.

El déficit comercial global de China alcanzó $31,500 millones, el más grande desde al menos la década de 1990 y una excepción fuera de serie debido a la reciente cadena de superávits multimillonarios.

El déficit refleja el crecimiento relativamente firme de China en medio de la crisis por la deuda en Europa y las dificultades económicas de Estados Unidos.

La economía tuvo un crecimiento de 8.9% en el último trimestre de 2011 y el gobierno se fijó como objetivo para este año lograr una expansión de 7.5%.

Una medición más amplia, que combina las estadísticas firmes de febrero con la caída de enero, mostró que el crecimiento de las importaciones y las exportaciones acusa una marcada desaceleración.

El alza de las exportaciones entre enero-febrero se desaceleró a 6.9% respecto del mismo periodo de dos meses del año pasado, apenas la mitad del ritmo de 13.4% de diciembre.

Las importaciones aumentaron ambos meses 7.7%, cifra inferior a la de 11.8% de diciembre.