La compañía petrolera ha anunciado un resultado neto en el primer semestre del año de 123 millones de euros, lo que representa un descenso del 14% respecto al ejercicio anterior. El ebitda bajó un 7%, hasta los 536 millones, según el comunicado enviado a la CNMV.