A diario aparecen noticias en los medios de comunicación que, emitidas por personas relevantes en el asunto, nos inducen a pensar que en lo que dicen están en lo cierto y que su opinión, en base a sus conocimientos y documentación que manejan, deben de ajustarse a la realidad. Pero muchas veces son meras especulaciones propagandísticas para hacer ver un espejismo voluntarioso, subjetivo o coordinado con otros con fin último de encaminar la opinión allí donde interesa que llegue. Recientemente el director del Frob ha dicho que “las entidades de participación estatal tendrán un papel activo en el flujo del crédito cuando la economía empiece a recuperarse”. 

Visto literalmente no dice nada anormal: cuando la economía empiece a recuperarse, tendrán un papel activo. Claro está, son entidades financieras, es su negocio, no pueden hacer otra cosa. Estos comentarios ofenden nuestra inteligencia pues sólo pretenden suavizar la opinión de los ciudadanos ante una situación mal planteada y peor ejecutada, de difícil justificación por parte de esos mismos organismos. Es fácil jugar con dinero público y no pasa nada si uno hecha por el retrete miles de millones de euros. Los casos de incompetencia del BdE y otros organismos en el control de la situación del sistema financiero español son palmarios y eso que, solo conocemos la punta del iceberg de esta desastrosa gestión reconociéndose solo cuando salen a la luz pública, porque nuestro mal endémico es la enfermedad de ocultar la realidad hasta que alguien la hace pública, como no hay ninguna responsabilidad nunca les pasa nada.

Esta ceguera convenida, consciente o ignorancia deliberada, como indicaba Conthe, les lleva también afirmar que los importes invertidos en CAM Y UNIM han sido recuperados, dándose por perdidos únicamente los del Banco de Valencia. Estamos de enhorabuena, pues nos empecinamos en enmascarar la verdad de lo ocurrido en la reestructuración de nuestro sistema financiero. “Dinero quemado”, ¿Cómo se puede decir estas barbaridades cuando hay miles de ahorradores que no han recuperado sus ahorros quemados? Sería mejor medicina que se explicara detalladamente lo ocurrido, porque ahora nos hemos enterado por el ex gobernador del BdE Sr. Ordoñez que hubo una segunda crisis que hizo malograr la situación de Bankia, hablemos con propiedad por favor. Digamos que Bankia era un conglomerado de perdidas o acopio de pifias de los gestores políticos de esas entidades realizaron en su gestión y que el supervisor la única idea que se le ocurrió es unirlos en un destino común para hacer un problema con dimensiones superlativas y de paso acabar con muchos ahorradores y parte de los impuestos de los españoles y ahora quieren empezar por el principio, sin palabras.

Empecemos por los principios, como dice la publicidad de Bankia. La situación a la que nos ha llevado la estructura financiera existente no puede utilizar a los pirómanos como bomberos, las justificadores aparecen como creadores de opinión para justificar lo injustificable el objetivo es aparentar que vamos a salir de la situación sea o no verdad, en el camino habremos quemado los ahorros y las vidas de muchas ciudadanos incapaces de dar una salida a la situación en la que se han visto abocados, estos efectos perversos que afectan a casi todos porque el sistema se ceba siempre con los que menos tienen que son los paganos de esos riesgos globales que no han sabido ver los gestores de la situación hasta que no les “pillo el toro” , porque debemos de recordar que hasta meses antes del estallido de la crisis todos los organismos seguían lanzando sus “ estudios “ y todo iba bien, sino recuerden al BdE, ¿Cómo no se dieron cuenta de lo que ocurría en la Cam estuvieron más de dos años permanentemente y ni lo advirtieron y si lo hicieron no lo sabremos?

Otro caso de especial relevancia es la opinión de que las viviendas bajan sus precios. Los bancos no pueden bajar sus precios por mucho que informen porque si venden con perdida deben de regularizar con cargo a reservas la diferencia, al no haber dotación suficiente. Se puede crear esta opinión y tratar de inducir a que las personas con liquidez compren, pero ello no es así ni para el Sareb, porque es una entidad que trata de conseguir beneficios y no pueden vender con pérdida. Tengamos las cosas claras, los inmuebles colocados al Sareb son un segundo negocio para las entidades accionistas del banco.

Rafael Montava Molina
Consultor Financiero Empresarial
rafaelmontava@hotmail.com