Caterpillar terminó el primer trimestre del 2010 con una ganancia muy superior a la esperada por Wall Street, después que la empresa asumiera cargos por medidas de reestructuración en el mismo período del año pasado. Sin embargo, las ventas se redujeron y los impuestos aumentaron. La fabricante de maquinaria pesada elevó su proyección para la ganancia por acción del 2010, a entre 2,50 y 3,25 dólares, y para los ingresos, a entre 38.000 millones de dólares y 42.000 millones de dólares. En enero, la compañía estadounidense había proyectado una ganancia anual cercana a los 2,50 dólares por acción e ingresos de entre 35.600 millones y 40.500 millones de dólares.