Un aumento atribuido a la recuperación del sector de los seguros, así como al aumento de su participación en Atradius.

Catalana Occidente ha anunciado un beneficio neto atribuible de 2010, lo que supone un aumento del 79,2% hasta los 181,3 millones de euros.

Las primas que facturó la asegurada catalana decrecieron un 5,3% llegando a los 2.872 millones de euros encuadrado dentro de su estrategia de reducción de riesgos y de parte de su actividad en ciertas áreas de negocio del país.