El grupo francés de distribución minorista Carrefour registró pérdidas por importe neto atribuido de 249 millones de euros en el primer semestre.

Estas pérdidas contrastan con las ganancias de 97 millones del mismo periodo de 2010, informó la empresa.
 
Además, hoy Carrefour ha anunciado un profit warning al asumir una caída del 15% en su resultado operativo corriente para el conjunto del ejercicio 2011.

La mayor compañía europea del sector de la distribución minorista y segunda a nivel mundial precisó que sus resultados del primer semestre reflejan el impacto negativo de una carga excepcional de 884 millones, de los que 516 millones corresponden a impagos, principalmente en Italia. Asimismo, Carrefour provisionó 268 millones de euros por motivos fiscales en España.

De este modo, el beneficio operativo corriente de la compañía francesa alcanzó los 772 millones de euros, un 21,9% menos, mientras que su facturación creció un 2,3%, hasta 40.256 millones. Sin tener en cuenta el IVA, las ventas netas de Carrefour sumaron 39.607 millones, un 2,3% por encima del año pasado.