La mayor cervecera danesa registró en el primer trimestre un beneficio operativo antes de extraordinarios de 52 millones de euros, un 3% menos que hace un año ante la reducción de márgenes del grupo. Las cifras fueron ligeramente menores a los 402 millones de coronas esperadas por los analistas según RB Boersen. Las ventas de Carlsberg aumentaron un 6%, hasta los 1.265 millones de euros, por encima de lo esperado.