La Universidad de Huelva y Estrategiasdeinversion.com han realizado un estudio sobre el perfil de inversor on.line de alta frecuencia en España ( inversores activos en bolsa), los autores del Estudio son los profesores Juan José García Machado, Juan Carlos Roca Pulido y Juan José de la Vega Jiménez .
De acuerdo con nuestros resultados podemos describir al inversor online en España según las siguientes características: hombres en plena madurez, casados, con elevado nivel educativo, buen nivel de ingresos y riqueza, que viven en zonas ricas del país, con un buen status profesional, con experiencia y conocimientos financieros.

Sus carteras están moderadamente diversificadas y se componen de acciones de la Bolsa española; seguros, planes y fondos de pensiones y Bolsa internacional. Sus preferencias en cuanto a acciones, se centran en Blue Chips españoles, compañías de mediana y baja capitalización y acciones extranjeras con riesgo medio-moderado.

Entre los inversores de alta frecuencia, ocupan un lugar importante los productos derivados, en el siguiente orden: futuros sobre índices y acciones, warrants y opciones sobre acciones. En cuanto a los rendimientos, los resultados muestran, en un apreciable porcentaje, rentabilidades obtenidas superiores a las del mercado y una elevada dosis de optimismo en cuanto a las rentabilidades esperadas.

En concreto, los resultados del estudio son los siguientes:

Los inversores online en España son como una mezcla entre inversores e internautas. Tienen una especificidad muy fuerte en cuanto al género masculino, ya que, prácticamente, el 94% son hombres. Entre los inversores de alta frecuencia, la prevalencia de los hombres es todavía aún mayor. El 100% de los inversores diarios y continuos, y más del 98% de los activos, son hombres.

Se localizan en las zonas más ricas del país, donde radica el poder económico y financiero (Madrid, Cataluña, Valencia). Entre los inversores de alta frecuencia, la prevalencia de la Comunidad de Madrid se da más entre los inversores activos que entre los diarios y continuos. Madrid y Cataluña, concentran a más del 47% de los inversores activos y el 44% de los diarios y continuos. Son individuos en plena madurez, entre 45 y 54 años, o mayores de 55 años. Esta cualidad también se da entre los inversores activos y los diarios y continuos.

Un 66% de los inversores online que operan de forma diaria y/o continua en los mercados, son individuos en plena madurez (y acaso económicamente estables) entre los 35 y los 54 años, ya que, al igual que en otros países, los inversores online pertenecen al denominado “segmento de ricos” de la población. Un 25% de los inversores diarios y continuos son empresarios, seguidos de los trabajadores por cuenta ajena y autónomos. Esta distribución cambia entre los inversores activos, donde aparecen en primer lugar los jubilados, seguidos de empresarios y autónomos y trabajadores por cuenta ajena.

En cuanto al nivel educativo, éste es elevado y significativo en comparación con la población española en general. Más del 72% son titulados universitarios. Además, casi un 70% de ellos están casados, lo cual está en consonancia con el intervalo de edad, la profesión y el nivel educativo.

Los niveles de ingresos y de riqueza son superiores a los de la población española en general. Los inversores de alta frecuencia, en más de un 66%, obtienen unos ingresos netos mensuales iguales o superiores a 2.500 euros. Y, en cuanto al nivel de riqueza financiera superior a 75.000 euros, los inversores activos superan al total de la muestra con un 58%; y, los diarios y continuos, casi lo igualan con más de un 46%.

En España, los inversores online tienen cierto grado de experiencia, pero menos que en otros países desarrollados de nuestro entorno. En promedio, han estado negociando productos financieros vía Internet por más de 4 años. Los inversores online para el total de la muestra, tienen un promedio de 4,37 años de experiencia, los activos de 4,41 y los diarios y continuos de 4,33. Más de la mitad de los inversores online comenzaron su actividad vía Internet antes de la crisis financiera y más del 42% hicieron después. Es interesante destacar que el 50% de las mujeres que se dedican al trading online, lo han hecho en los dos últimos años.

En cuanto a la tipología de inversiones y composición de las carteras, éstas muestran un nivel moderado de diversificación, con un promedio de 3 tipos de activos financieros diferentes mencionados por los inversores online.

La negociación de acciones de la Bolsa española está generalizada en la mayoría de las carteras en más de un 73%. Seguros, planes y fondos de pensiones ocupan el segundo puesto, seguido de la inversión en Bolsa internacional.

Sin embargo, el activo “estrella” para los inversores más activos, por detrás de las acciones de la Bolsa nacional, han sido los productos derivados, futuros y opciones financieras. Otros tipos de activos con presencia en las carteras de los inversores online son los fondos de inversión en acciones y otros tipos de fondos. Entre los inversores más activos, hay que destacar también la presencia de otros activos más sofisticados como los fondos cotizados o ETFs y los derivados titulizados (CDSs, CDOs, etc.).

El inversor online, y en particular los de alta frecuencia, tienen un perfil de riesgo medio y medio-alto, que le hace inclinarse más por activos de renta variable y productos derivados, pero manteniendo una parte de su cartera en seguros, fondos y planes de pensiones. Suelen operar con un mayor número de acciones que el resto de inversores minoristas. Durante los doce meses anteriores a la encuesta, los inversores diarios y continuos negociaron un promedio de 17 acciones y los inversores activos 18. La complejidad lógica de las carteras surge también por el tipo de acciones negociadas, ya que casi el 60% del total de encuestados declararon negociar Blue Chips españoles, más del 60% mencionaron negociar con el resto de acciones de compañías españolas de mediana y baja capitalización, y casi el 35% en acciones de empresas extranjeras. El valor promedio negociado en acciones, para los inversores online es de casi 8.000 euros, siendo superado por los inversores de alta frecuencia, aunque un importante porcentaje de ellos declararon negociar un valor promedio en acciones superior a los 10.000 euros.

El riesgo de las acciones españolas incluidas en las carteras de los inversores online, en opinión de éstos, se concentra en las categorías de medio y medio alto. Los inversores diarios y continuos son los que asumen mayores riesgos en la composición de sus carteras con acciones españolas. Para éstos, las acciones con riesgo medio-alto y alto, representan conjuntamente casi el 44% de sus carteras.

Los derivados, junto con las acciones, son instrumentos muy populares entre los inversores online. Más del 45% de los encuestados declararon negociar con algún tipo de derivado. Los inversores de alta frecuencia, incluyen en sus carteras algún tipo de instrumentos derivados, proporción que aumenta con la frecuencia de negociación. El derivado más mencionado por los encuestados han sido los futuros sobre índices seguido por los warrants y los futuros sobre acciones. Le siguen, a continuación, las opciones sobre índices, y en menor medida, el resto de instrumentos derivados. La división de los contratos derivados en función del activo subyacente (índices versus acciones) nos muestra que, entre los derivados sobre índices bursátiles, coincidiendo con otras investigaciones, los contratos más utilizados son los futuros, seguidos muy de lejos por las opciones y los derivados titulizados. Sin embargo, entre los derivados sobre acciones, las opciones sobre acciones son las más utilizadas por los inversores online, seguidas bastante cerca, por los futuros sobre acciones y los derivados titulizados. Entre los índices bursátiles usados como subyacentes destaca el IBEX-35, seguido de los índices americanos S&P 500, Dow Jones y Nasdaq y los europeos DAX y CAC-40. Las acciones más utilizadas como subyacentes se centran en los Blue Chips de la bolsa nacional, destacando Santander, Telefónica, BBVA, Repsol YPF e Iberdrola.

Entre los inversores diarios y continuos considerados “estrella”, la negociación diaria está concentrada en futuros y opciones. Prácticamente, el 63% de este tipo de inversores afirmaron negociar con este tipo de activos derivados, al menos, de una a dos veces al día o más, hasta 10 veces al día. Le siguen en importancia, la negociación en derivados titulizados, acciones de compañías españolas de mediana y baja capitalización, Blue Chips españoles y acciones extranjeras. Los principales inversores diarios y continuos, con más de diez negociaciones al día, suelen invertir en futuros y opciones, derivados titulizados, acciones extranjeras y acciones de compañías españolas de mediana y baja capitalización. Únicamente, algo más del 2% lo hacen en Blue Chips españoles. Los inversores activos considerados “estrella” prefieren concentrarse en la negociación en acciones de compañías españolas de mediana y baja capitalización.

Finalmente, en cuanto a los rendimientos o rentabilidades de las carteras (performance), los resultados podrían estar condicionados por el sesgo en las respuestas de los participantes del estudio. La situación ilustra que más del 30% de los inversores diarios y continuos, y del 25% de los inversores activos, declaran rentabilidades obtenidas superiores a las del mercado, de entre el 15% y el 30% o, incluso, superiores al 30%. Más del 51% de los inversores activos declaran haber obtenido una rentabilidad entre el 5% y el 15%. En cuanto a los rendimientos esperados, los resultados muestran que los inversores online de alta frecuencia son bastante optimistas, ya que más de la mitad de ellos esperan obtener rendimientos en sus carteras superiores al 15%.

Vea el informe completo, pinchando aquí