Capital One Financial Corp. planea vender 56 millones de acciones para recaudar dinero y devolver los fondos que recibió del Programa de Alivio para Activos con Problemas, o TARP por sus siglas en inglés. La firma se une así a otros bancos que han anunciado planes similares en las últimas semanas, entre lo que figuran Principal Financial Group, US Bancorp y BB&T Corp. Las acciones de Capital One bajaban el lunes por la mañana un 4,5% a 29,92 dólares antes de la apertura oficial de Wall Street. El precio de la acción se ha más que duplicado en los últimos dos meses. Capital One no fue incluida la semana pasada en la lista de firmas financieras que deben elevar sus niveles de capital tras las llamadas pruebas de estrés realizadas por el Gobierno estadounidense. La firma informó el lunes que utilizará el dinero para propósitos corporativos generales y, si recibe autorización, para recomprar acciones preferentes y garantías o warrants vendidos al Departamento del Tesoro como parte del TARP. Capital One cuenta en la actualidad con 392,7 millones de acciones en circulación.