Canon Inc, el mayor fabricante mundial de cámaras, ha aumentado su pronóstico de beneficios, gracias a unas ventas superiores y a que el impacto del terremoto ha sido menor de lo esperado.


Los beneficios anuales podrían llegar a los 260 millones de yenes, 3.300 millones de dólares, un 18% más que la predicción que hizo la compañía en abril, según han informado en un comunicado.

Canon también ha mejorado sus previsiones de ingresos, de beneficios operativos y de ventas réflex de lente única para profesionales.

La compañía ha reducido el impacto del terremoto y del tsunami del 11 de marzo en sus ventas en un 37% a 197.400 millones de euros este año, después de que reanudara el trabajo en todas sus fábricas en junio y que los proveedores trataran de acelerar la recuperación.

Las exportaciones en Japón el mes pasado cayeron menos de lo esperado por los economistas, ya que la disminución de los envíos de automóviles se ha reducido, lo que subraya la recuperación de la tercera mayor economía del mundo.

“Canon es uno de los fabricantes japoneses que están recuperando su producción más rápido de lo esperado” ha dicho Koji Toda, gestor jefe de fondos en Resona Bank en Tokio. “La compañía probablemente ponga muchísimo esfuerzo en poner todas sus fábricas en funcionamiento” ha añadido.

Las ventas anuales pueden ser de 3,78 billones de yenes, en comparación con un pronóstico anterior de 3,73 billones de yenes, de acuerdo con el comunicado. El beneficio operativo puede ser de 380.000 millones de yenes, frente a los 335.000 millones pronosticados anteriormente.

Las acciones de Canon se revalorizan un 1,80% y alcanzan los 49,08 dólares. Sus títulos han perdido un 10% en lo que va de año. De acuerdo con los datos recopilados por Bloomberg, catorce analistas recomendaron a los inversores “comprar” acciones, frente a nueve que aconsejaron “mantener”.