El consejero delegado de BBVA, Angel Cano, subrayó hoy que el banco no tiene previsto acometer ningún cambio en el organigrama y resaltó que su única aspiración es hacer bien el trabajo para el que ha sido nombrado, por lo que no aspira a ser presidente ni vicepresidente. "Aspiro a dedicarme a lo que me tengo que dedicar", subrayó Cano en respuesta a una pregunta sobre si aspiraba a escalar dentro del organigrama de la entidad y llegar a la presidencia del banco cuando llegue el momento de jubilación de Francisco González. En este sentido, indicó que su predecesor en el cargo, Jose Ignacio Goirigolzarri, aspiraba a ser presidente, habría que preguntarle a él, pero que su aspiración es hacer su trabajo "lo mejor que pueda" y que no le ha preguntado al presidente de la entidad si tiene previsto jubilarse.