Campbell Soup registró una ganancia de 69 millones de dólares durante el cuarto trimestre de su año fiscal, una disminución del 22% frente al beneficio de 89 millones, o 24 centavos por acción, en el mismo período del año anterior. El resultado trimestral fue afectado por rebajas contables asociadas a sus marcas registradas en Europa y a la debilidad de las ventas de productos de panadería.