CajaSur cerró 2008 con un beneficio neto individual de 51,3 millones de euros "a pesar del desfavorable contexto económico y financiero en que se desarrolló" el ejercicio anterior. Descontando los ingresos extraordinarios obtenidos en 2007, el resultado recurrente disminuye un 21% con respecto al año anterior.

Según informó hoy la caja cordobesa en un comunicado, en la formulación de cuentas del ejercicio 2008, CajaSur decidió "atemperar el beneficio para fortalecer el balance y contar con mayores reservas de cara al futuro".

De esta forma, los fondos extraordinarios acumulados por la entidad durante los dos últimos ejercicios para mejorar su solvencia y capacidad de resistencia frente a la recesión económica ascienden a 229 millones de euros, cantidad que multiplica por cuatro el beneficio de 2008 y supera ampliamente la suma del beneficio neto individual obtenido en los tres ejercicios anteriores.