Cajamurcia ha obtenido un resultado atribuido al grupo de 115 millones de euros en el primer semestre de 2009, gracias a la consolidación de su fortaleza financiera, en la que destaca su elevada solvencia, la mejora continua de su ratio de eficiencia y una morosidad contenida (2,25%), de las más bajas del sector. En la sesión del Consejo de Administración celebrada hoy, su presidente, Carlos Egea, resaltó la adecuada posición competitiva de la Caja "alcanzada mediante la continuidad en las estrategias definidas a lo largo de los años y una actuación prudente en materia de expansión y riesgos".