La pasada semana, Caja Madrid dijo que podría desprenderse de las acciones que le quedaban en el banco y que no consideraba estratégica su participación.

Recientemente, la caja anunció que había reducido su participación en Bankinter hasta el 2,987% desde el 4,785% anterior.

La Comisión Nacional del Mercado de Valores suspendió la contratación de Bankinter tras el anuncio.