El presidente de Caja Cantabria, Enrique Ambrosio, descartó "absolutamente" una intervención del Banco de España en la entidad de ahorros cántabra como la que se ha producido en Caja Castilla-La Mancha (CCM). En declaraciones a Europa Press, Ambrosio afirmó que Caja Cantabria no tiene "absolutamente nada" que haga prever una intervención, porque sus niveles de liquidez y solvencia están "perfectamente sanos" y "aseguran su fortaleza sin ningún problema". Caja Cantabria no tiene ningún proyecto conjunto con CCM y de hecho, la política de la entidad cántabra "ha sido distinta". "No seguíamos la misma política y la liquidez y solvencia de Caja Cantabria están plenamente garantizadas", remachó Ambrosio, al tiempo que apuntó que "todos los datos" que "demuestran" estas afirmaciones se harán públicos en la asamblea general que la Caja celebrará el sábado, 4 de abril.