Caixanova obtuvo al término del mes de noviembre un beneficio antes de impuestos de 95,6 millones de euros, después de haberse reforzado en lo que va de año con dotaciones por valor de 369,6 millones de euros, lo que ha provocado una disminución del resultado en un 25,6% respecto al mismo período del año anterior. Según ha informado la entidad financiera a través de un comunicado, esta circunstancia se da a pesar de haber mejorado todos los márgenes, con una reducción de los costes financieros en un 33,8% y una contención de los gastos de administración.