Caixanova obtuvo unos beneficios, antes de impuestos, en los cuatro primeros meses de este año de 160,2 millones de euros, lo que supone un aumento del 246%, con relación al mismo periodo del año anterior, según informaron fuentes de esta entidad de ahorro. El volumen de negocio de Caixanova alcanzó los 36.126 millones de euros, un 21,2% por encima del registrado al finalizar el primer cuatrimestre del año 2006. La dirección de la caja basa este fuerte incremento de los resultados en un aumento del 17,3% del margen financiero básico, que alcanzó los 146,7 millones de euros, y en una subida del 89,4% en el margen ordinario, propiciado por las plusvalías generadas en la venta de su participación en Itínere, que era del 8,6%, y que le supuso unos ingresos de 125 millones.