CAF obtuvo un beneficio neto de 58,19 millones de euros en el primer semestre del año, lo que supone un incremento del 6,9% respecto al mismo periodo de 2010.


La cifra de negocio de CAF creció un 14% entre los pasados meses de enero y junio, hasta sumar 853,9 millones de euros, según informó el fabricante ferroviario.

La cartera de pedidos de trenes pendientes de fabricar hasta junio estaba valorados en 4.601,26 millones de euros.

CAF se ha fijado como principales objetivos la aplicación de programas de reducción de costes a todas las áreas de actividad de la compañía e incrementar su internacionalización.