Los inventarios de crudo en EEUU han caído más de lo previsto durante la semana pasada.
 
Según ha informado la Administración de Información de Energía (EIA por su sigla en inglés) los inventarios de crudo en EEUU cayeron durante la semana pasada más de lo previsto. En concreto existencias de crudo bajaron en 3,41 millones de barriles, a 365,56 millones, frente a previsiones de analistas de una caída de 1,5 millones de barriles.
 
Los inventarios de gasolina crecieron en 573.000 barriles frente a estimaciones que apuntaban a un incremento de 1 millón. Las existencias de destilados, que incluyen combustible para calefacción y diésel, bajaron 105.000 barriles.