BT se ha marcado el objetivo de triplicar sus negocios en Turquía durante los próximos tres años y espera que se convierta en un área significativa de inversión y crecimiento. La empresa, que actualmente ofrece servicios a unos 250 clientes en Turquía, ha visto acelerado su crecimiento gracias a las recientes adquisiciones de las compañías Infonet y Comsat.