BSH Electrodomésticos España obtuvo el pasado año un volumen de negocio de 1.502 millones de euros, lo que supone una caída del 9,5 por ciento, que estuvo motivada principalmente por la crisis inmobiliaria y el descenso del consumo. La matriz a la que pertenece, el grupo alemán Bosch und Siemens Hausgeräte (BSH), redujo su beneficio neto consolidado el 24,5 por ciento, hasta 305 millones de euros, después de que su volumen de negocio descendiera el 0,7 por ciento, hasta 8.758 millones, según han explicado hoy los directivos del multinacional. BSH, que agrupa marcas como Bosch, Siemens, Gaggenau, Neff, Balay, Lynx y Ufesa, cuenta en España con siete fábricas y más de 4.300 empleados. El presidente y consejero delegado de BSH, Kurt-Ludwing Gutberlet, explicó que el mercado español, al igual que el británico, el italiano y el escandinavo, se ha visto afectado por la crisis inmobiliaria, que ha provocado un retroceso en la compra de electrodomésticos.