La Comisión Europea ha descartado que el Gobierno italiano pueda incumplir sus objetivos de déficit para 2011 y 2012.
 
La CE desmiente que Italia no vaya a cumplir con sus compromisos de déficit por el reajuste en algunas de las medidas de ajuste económico recientemente anunciadas y finalmente rechazadas, como el gravamen adicional para las rentas más altas. El nuevo paquete de reajuste anunciado por Roma, que se eleva a unos 45.000 millones de euros, supone unos 4.000 millones menos que el anunciado inicialmente.

"No esperamos que los objetivos de déficit acordados sean puestos en duda", ha explicado el portavoz de Asuntos Económicos y Monetarios del Ejecutivo comunitario, Amadeu Altafaj, en rueda de prensa.

Bruselas sí que está "preocupada" sin embargo por "la excesiva dependencia" de la nueva batería de medidas anunciadas para reforzar la lucha contra la evasión fiscal y obtener así más ingresos para las arcas públicas porque "resulta muy difícil" predecir "su impacto presupuestario" y le ha instado a impulsar más medidas para impulsar el crecimiento.