La Comisión Europea ha autorizado hoy sin condiciones al fabricante indio de automóviles Tata a comprar al grupo estadounidense Ford sus filiales británicas Jaguar y Land Rover por un importe de alrededor de 2.300 millones de dólares (unos 1.485 millones de euros) tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario.