La Comisión Europea ha autorizado hoy la adquisición de la empresa química estadounidense Huntsman por parte de la compañía Hexion, también norteamericana y activa en el mismo sector. El visto bueno del Ejecutivo comunitario está condicionado al compromiso asumido por Hexion de vender algunas plantas de producción de resina y algunas instalaciones de I+D en Alemania y en Estados Unidos. En estas condiciones, Bruselas considera que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia.