La Comisión Europea autorizó hoy al banco griego Piraeus Bank y al grupo francés BNP Paribas a crear una empresa conjunta que ofrecerá servicios de gestión de patrimonio en Grecia tras constatar que la operación no tendrá un impacto negativo sobre la competencia en el mercado comunitario. El expediente, que se notificó a Bruselas el pasado 25 de agosto, fue examinado por el Ejecutivo comunitario a través del procedimiento simplificado que se aplica a los casos menos problemáticos.