La Comisión Europea acusó hoy formalmente a Standard & Poor's de abuso de posición dominante. El Ejecutivo comunitario ve ilegal que la agencia de 'rating', en tanto que órgano nacional de numeración de EEUU, obligue a instituciones financieras y empresas de información europeas a pagar por el uso de los números internacionales de identificación de valores (ISINs, en sus siglas en inglés) en sus propias bases de datos.