British Airways espera unas pérdidas operativas del mismo nivel que los 150 millones de libras esterlinas de déficit que espera para el ejercicio en curso, e insinuó que estaría planeando recortar parte de la plantilla. La aerolínea dijo que para su año de negocio 2009/2010, que comienza en abril, esperaba un "resultado operativo similar" al que pronosticó para el año de negocio que terminaba en marzo.  La aerolínea advirtió en enero de que publicaría unas pérdidas operativas de 150 millones de libras en el actual ejercicio fiscal, golpeada por la debilidad de la economía y una libra decreciente.
En otra señal de que podría tener en la agenda recortes de puestos de trabajo, British Airways dijo tener como objetivo rebajar los costes -- sin contar combustible -- en 220 millones de libras en el año de negocio entrante, más una reducción de otros 80 millones de libras de cara a su año de negocio 2010/2011.

También dijo que sus proyecciones de beneficios para el ejercicio que viene no incluyen el impacto del coste de despidos.

La aerolínea, que está lidiando con una fuerte caída en los viajes de negocios como consecuencia de la crisis financiera mundial, dijo que esperaba que los ingresos en los 12 meses que terminan en marzo de 2010 cayeran un 5 por ciento y que el coste del combustible bajar un 10 por ciento.

El número de pasajeros que puede transportar caerá, previsiblemente, un 2 por ciento respecto a los niveles de 2008 y el gasto de capital para el año que viene se prevé que sea de 725 millones de libras, dijo la compañía.