El consejero delegado de British Airways, Willie Walsh, ha inistido, al presentar los resultados anuales de la aerolínea, en que ésta ha descartado pujar por Iberia en solitario. Ha señalado, además, que la aerolínea tampoco desembolsará dinero en una eventual oferta lanzada por un consorcio, del que sí formaría parte.
La compañía británica ha señalado que aún estudia la posibilidad de deshacerse de su participación del 10% en el capital de la española Iberia. BA, que cuenta con un derecho de tanteo del 26,50% en la compañía española, iría a la oferta dentro de un consorcio liderado por la sociedad de inversión estadounidense Texas Pacific Group (TPG), especializada, sobre todo, en adquirir participaciones en aerolíneas. Según los analistas, una opa de este consorcio, que contaría con empresas españolas, es "inminente", aunque Walsh ha dicho que esperaba decidir algo en las "próximas semanas". TPG solicitó a finales de marzo información "corporativa, contable, fiscal y legal" a Iberia, para el posible lanzamiento de una OPA sobre la totalidad de las acciones de la aerolínea a 3,60 euros por título y en efectivo, lo que supone valorar la compañía española en algo más de 3.400 millones de euros. TPG cuenta actualmente con participaciones en las aerolíneas de America West, Tiger Airways de Singapur y la irlandesa Ryanair. Por otra parte el diario "The Daily Telegraph" se hace eco hoy de rumores según los cuales la propia British Airways podría ser objeto de opa por parte de un consorcio liderado por la sociedad de capital riesgo Airline Partners Australia. Los analistas de la entidad financiera Goldman Sachs han descrito a la aerolínea británica como la "joya de la corona" entre las compañías con atractivo para potenciales compradores.