British Airways ha registrado un beneficio antes de impuestos en la primera mitad del ejercicio con cierre en 30 de septiembre, de 593 millones de libras frente a los 471 millones hace un año, lo que supone un crecimiento del 26%. Lo ha hecho gracias al crecimiento estable del tráfico del segmento premium y la evolución de costes por la debilidad del dólar. El beneficio operativo se ha situado en los 556 millones frente a los 442 millones hace un año y el beneficio por acción básico ha crecido un 19,8% hasta los 41,7 peniques desde los 34,8 del año anterior.
Los ingresos han bajado un 0,8% a 4.460 millones de libras desde los 4.490 millones. BA indica que los costes del petróleo siguen siendo un 'gran desafío' y añade que la factura de combustible superará este año los 2.000 millones de libras por primera vez. Revisa sus previsiones La aerolínea ha revisado su previsión de crecimiento de ingresos a 3-3,5% por la debilidad del dólar, pero dice considera probable alcanzar un margen operativo del 10% en marzo de 2008. Durante el periodo, BA ha trasnportado 17,85 millones de pasajeros, un 0,4% menos que en la primera mitad del año anterior, mientras que el factor de ocupación ha bajado un 0,9% al 78,4%.