British Airways anunció el viernes el peor resultado del primer semestre de su historia debido a la caída del número de pasajeros y dijo que planea recortar otros 3.000 empleos al final del año fiscal.
BA informó de una pérdida antes de impuestos para los seis meses hasta el 30 de septiembre de 292 millones de libras comparado con un beneficio antes de impuestos de 52 millones en el mismo período del año anterior. Se pérdida operativa en el período cayó a 111 millones de libras frente al beneficio operativo de 140 millones del año anterior.

Los ingresos del primer semestre cayeron un 14% hasta los 1.400 millones de libras como consecuencia de vender los billetes más baratos y la ausencia de sobrecargos de fuel que aplicaron el año pasado. En una comparación proforma, los ingresos cayeron un 20%.