El fabricante japonés de neumáticos para automóviles Bridgestone registró un beneficio neto de 17.638 millones de yenes (148 millones de euros al cambio actual) en el primer trimestre del año, en comparación con las pérdidas de 34.881 millones de yenes (292,3 millones de euros) contabilizadas en el mismo período de 2009, informó hoy la empresa.

 A raíz de estos resultados positivos contabilizados en los tres primeros meses del año, la corporación nipona ha decidido revisar al alza sus anteriores previsiones para el cierre del presente ejercicio, en el que espera lograr mejorar cifras en cuanto a resultado neto y operativo.

La cifra de negocio de Bridgestone se situó en 659.101 millones de yenes (5.524 millones de euros) en el acumulado del año hasta marzo, lo que supone un aumento del 16,1% si se compara con la facturación obtenida en los mismos meses del año anterior.