El barril de petróleo Brent registró el jueves varios récords sucesivos en Londres, el último a 122,98 dólares, mientras el West Texas Intermediate (WTI) rozó los 124 dólares en Nueva York, sosteniendo su alza pese a una serie de factores bajistas. Hacia las 16.00 GMT, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en junio perdía 84 centavos, a 121,48 dólares el barril. En la jornada registró varios récords, culminando a 122,98 dólares.
A la misma hora, el precio del WTI (denominación del light sweet crude en el mercado norteamericano) para entrega en junio cedía 1,39 dólares a 122,14 dólares en relación al cierre récord de 123,53 dólares del miércoles en Nueva York, en el Nymex. El miércoles el barril de WTI alcanzó el precio récord de 123,93 dólares durante la sesión. 'Pocas cosas parecen ser pasibles de perturbar el humor (alcista) del mercado', comentaron los analistas del banco Barclays Capital. Los precios del petróleo ganaron cerca de cuatro dólares en cinco sesiones, con récords cotidianos. Este último repunte de los precios del petróleo fue más sorprendente porque no estuvo ligado a los movimientos del dólar: el billete verde ha ganado terreno frente al euro desde hace varios días. La moneda europea se cotizaba a 1,5409 dólares por un euro el jueves a las 16.00 GMT, lejos de su récord de mediados de abril. Otra paradoja señalada por los analistas es que los operadores siguieron comprando crudo pese al anuncio de una muy fuerte progresión de las reservas de petróleo estadounidenses el miércoles.