El presidente de Banco Santander, Emilio Botín, traspasó el pasado 25 de agosto 700.000 acciones de la entidad, "enajenadas" por Inversiones Zulu, por un importe superior a siete millones de euros, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).
En concreto, Emilio Botín procedió a la venta de 100.000 acciones a un precio de 10,55 euros, que supone un total de 1,05 millones de euros; 200.000 títulos a 10,56 euros, que arroja un total de 2,11 millones y 400.000 títulos a 10,57 euros, que suponen 4,22 millones. En conjunto, la operación alcanzó un importe de 7,38 millones de euros.

"La participación indirecta transmitida corresponde a acciones sindicadas, enajenadas por Inversiones Zulu", indican los registros de la CNMV. Inversiones Zulú es una sociedad controlada al 100% por su hijo Fracisco Javier Botín y es propietaria de 4,65 millones de acciones de Banco Santander, adquiridas como consecuencia de la fusión por absorción de Inversiones November.