El presidente del Santander, Emilio Botín, rechazó hoy de plano que la banca española necesite ayudas públicas para afrontar los créditos concedidos a los promotores inmobiliarios ante las dificultades del mercado de la vivienda en España, tal y como sostiene la Asociación Hipotecaria Española (AHE). El presidente del primer banco español se mostró "orgulloso" del manejo que la entidad cántabra hace de la morosidad en España y recurrió a su consejero delegado, Alfredo Sáenz, para entrar en más detalles sobre la deuda contraída por los promotores inmobiliarios en España en general y con el banco en particular.