Bombardier prevé que las entregas de aviones comerciales asciendan a 12.400 en los próximos 20 años, lo que supondrá unos ingresos por valor de 589.000 millones de dólares (427.286 millones de euros) para el conjunto del sector. El fabricante canadiense, que hizo públicas hoy sus previsiones anuales, estimó también un total de 11.500 entregas de aviones de negocios en los próximos diez años, por 256.000 millones de dólares (185.604 millones de euros). En un comunicado, la compañía destacó la "marcada ralentización" de la economía mundial a finales de 2008, lo que ha precipitado "un importante receso en la demanda, que está afectando a los fabricantes de aviones, a sus proveedores y a los operadores".