El Euro Stoxx 50 cerró el jueves con una subida del 1,5% a 2.947,3 puntos, aunque no logró superar los máximos recientes, al contrario de lo que hicieron las bolsas nacionales de Europa. Las acciones de viajes y ocio subieron, ayudadas por el positivo anuncio de Thomas Cook. Los bancos subieron al ceder el temor a la deuda soberana. En cuanto a las bolsas nacionales, el FTSE-100 de Londres subió un 0,9% a 5.727,65 puntos, el CAC-40 de París avanzó un 1,3% a 4.000,48 y el DAX sumó un 1,6% a 6.132,95.