La Bolsa de Valores de Sao Paulo, impulsada por la decisión de una agencia de calificación de riesgo de elevar a Brasil al grado de inversión, inició la jornada de hoy con una fuerte tendencia al alza y, tras cinco minutos de negociaciones, su índice Ibovespa subía un 2,71%, hasta el récord de 69.710 puntos. La plaza paulista, tras el festivo del jueves y de haber alcanzado el miércoles su mayor subida este año y una puntuación récord, siguió conmemorando hoy la decisión de la agencia Standar & Poor's de otorgar a Brasil la clasificación de país seguro para las inversiones. El parqué de Sao Paulo también comenzó la jornada con una puntuación histórica gracias a informaciones optimistas en torno al nivel de empleo en Estados Unidos. El Ibovespa, principal indicador del mercado bursátil brasileño, operaba a los cinco minutos de negociaciones 1.842 puntos por encima de los 67.868 enteros con que cerró el miércoles, cuando avanzó un 6,33% y llegó a su máxima puntuación. En el mercado de cambios, ante la expectativa de que la decisión de Standar & Poor's atraiga más inversiones extranjeras a Brasil, el real abrió con una apreciación del 0,31% frente al dólar, que era vendido a 1,658 reales frente a los 1,663 reales con que cerró el miércoles, cuando la moneda brasileña ya se había apreciado un 2,5% frente la estadounidense.