La Bolsa de Nueva York encuentra nuevos obstáculos para la reacción. Los resultados que acaban de publicar dos pesos pesados del sector industrial como Boeing y Caterpillar son recibidos en la preapertura con caídas, en ambos casos, superiores al 2%.