Hasta ese momento, la entidad gala estaba considerada como uno de los pocos bancos de Europa que habían conseguido esquivar lo peor de la crisis financiera. La noticia produjo una cadena de rebajas de recomendación de los analistas y perjudicó a otros bancos franceses.


BNP Paribas dijo en ese momento que las abultadas pérdidas reflejaban "la dislocación del mercado y la extremada volatilidad, agravadas por la quiebra de Lehman y su violenta repercusión en el mercado".
El dato incluía el impacto de 350 millones de euros relacionados con el caso Madoff.
Programa Practico de Estrategias de Inversión y Trading


El anuncio se produce pocos días después de que BNP Paribas dijera que ha elevado su deuda en 2.550 millones de euros concedidos por la entidad estatal Societe de Prise de Participation de l'Etat, o SPPE, al convertirse en uno de los seis bancos franceses que en octubre acordaron recibir 10.500 millones de euros del Estado para ampliar su capital.

A cambio, BNP Paribas ha prometido incrementar los préstamos. En la carta remitida el jueves, el banco señala que los créditos se incrementaron un 8% a finales de noviembre respecto al mismo periodo del año anterior.