El fabricante alemán de automóviles BMW tiene intención de invertir 2.200 millones de rands sudafricanos (198 millones de euros al cambio actual) en su planta de Rosslyn (Sudáfrica) para ampliar su capacidad de producción un 45%, hasta 87.000 unidades, informó hoy la compañía. La multinacional con sede en Munich señaló que la decisión de ampliar la capacidad de producción en su instalación sudafricana se produce después de firmar un principio de acuerdo con el Departamento Sudafricano de Comercio e Industria.