La firma de capital riesgo Blackstone perdió 113,2 millones de dólares durante el tercer trimestre del año por problemas derivados de la crisis inmobiliaria y por los costes que generó su salida a bolsa. Así, el beneficio por acción de la firma se sitúo en los 21 centavos de dólar, frente a los 30 previstos por el mercado. Sin embargo, Blackstone mejoró sus ingresos en un 14,1% hasta los 526,7 millones de dólares.