El fabricante estadounidense de herramientas y accesorios de bricolaje Black & Decker obtuvo un beneficio neto de 67,4 millones de dólares (43 millones de euros) en el primer trimestre de 2008, lo que supone un descenso del 37,6% respecto al mismo periodo del año anterior, debido en gran medida a la menor demanda de herramientas para el hogar por la crisis de la vivienda en EEUU, según ha informado la compañía.