La Unión Europea no puede mantener el actual sistema de supervisión bancaria debido a contradicciones internas, advirtió el lunes Lorenzo Bini Smaghi, miembro del directorio del Banco Central Europeo. En un editorial en el Financial Times, Bini Smaghi escribió que la actual política monetaria de la UE de mantener la supervisión bancaria a escala nacional no ha logrado reconciliar los tres objetivos de integración, estabilidad y soberanía nacional. Al mantener la supervisión a escala nacional, la UE ha fomentado la competencia de los sistemas regulatorios a la hora de mostrarse liberales, en lugar de aumentar su eficacia. Bini Smaghi abogó por la creación de un "marco común vinculante".