El presidente de la Reserva Federal de EEUU (Fed), Ben Bernanke, considera que el ritmo de la recuperación de la economía de EEUU es "modesto e irregular", aunque en el comienzo de 2012 aprecia un crecimiento de la actividad algo más fuerte que el registrado en la segunda mitad de 2011.
Aunque se aprecia una mejora en el mercado laboral de EEUU, Bernanke apunta que "sigue lejos de ser normal". "La limitada información disponible para 2012 apunta a que el crecimiento seguirá su curso en los próximos trimestres a un ritmo cercano o ligeramente por encima del registrado en la segunda mitad de 2011", indicó Bernanke en su comparecencia ante el Comité de Política Monetaria del Congreso.

En este sentido, el presidente de la Fed recordó que el banco central estadounidense espera un crecimiento del PIB de EEUU en 2012 a un ritmo algo superior al de finales de 2011, con una expansión de entre el 2,2% y el 2,7%, para repuntar gradualmente a partir del año que viene a medida que desaparezcan los obstáculos relacionados con la crisis de la Eurozona y el mercado inmobiliario estadounidense, y gracias a la política monetaria acomodaticia de la Fed.