La multinacional tecnológica Dominion lleva poco más de un año cotizando en el mercado. Un tiempo en el que suben cerca de un 53% acompañado de una buena evolución del negocio y previsiones.  Patricia Berjón Martín, directora de relación con inversores y comunicación de la compañía habla con Estrategias de inversión acerca de sus planes de futuro convencidos de que Dominon está en una buena posición para ser compradores en un sector de menos jugadores pero más fuertes, en términos de solvencia y capacidad.

¿Qué valoración hacen de este año y cuatro meses que llevan cotizando, y del buen año que llevan en bolsa durante el ejercicio?

La valoración es muy positiva. La salida a Bolsa supuso un hito muy importante para el desarrollo de la compañía, y los recursos captados nos están permitiendo avanzar de forma exponencial en nuestros objetivos de crecimiento. Hemos cumplido trimestre a trimestre con lo que dijimos al mercado y eso nos ha dado el respaldo de los inversores y, en consecuencia, el excelente comportamiento de la acción. No podríamos estar más satisfechos al respecto.

¿Qué están haciendo para alcanzar los ingresos de 1.000 millones en cinco años que se han planteado como objetivo?

Alcanzaremos este objetivo con una combinación de crecimiento orgánico e inorgánico.

Nuestro objetivo es crecer orgánicamente al 7% de forma anual. Para alcanzarlo, trabajamos en construir una oferta de servicios y soluciones cada vez más amplia, más integral, en línea con lo que nos demandan nuestros clientes. Pero lo fundamental es maximizar la venta cruzada (cross-selling) entre nuestras distintas actividades, clientes y geografías.

En el plano inorgánico, hemos avanzado francamente rápido: ya hemos llevado a cabo aproximadamente dos tercios de nuestro plan de adquisiciones. En 2016 integramos cuatro compañías que refuerzan nuestro abanico de capacidades en el ámbito industrial. Dos de ellas fueron compañías estadounidenses, lo que además nos fortalece en este mercado, que es ya prácticamente el segundo país en facturación para Dominion.

Y acabamos de completar la adquisición de Phone House España. Una operación que supone nuestra apuesta por la digitalización de los servicios personales y del hogar. Queremos desarrollar el proyecto Smart House.

¿Y para alcanzar el margen ebitda del 6% previsto a cierre de 2017?

Trabajamos en la mejora de rentabilidad tanto de las nuevas compañías adquiridas como de los negocios pre-existentes. Aunque en este año estamos haciendo especial hincapié en integrar las compañías adquiridas en 2016, que venían con márgenes bajos para los estándares de Dominion. Nuestra forma de hacerlos mejorar es principalmente a través de la reestructuración y la digitalización. La digitalización, concretamente, es fundamental en este sentido. Consiste en aplicar la tecnología que tenemos disponible de forma innovadora, haciendo las cosas de forma diferente. Es la clave para hacer eficientes los procesos; y por tanto rentables.

Según las últimas cifras del grupo, la cartera está en torno a 490 millones, ¿qué esperan en esta magnitud?

Creemos que lo fundamental es mantener el ritmo habitual de carterización de medianos y pequeños proyectos, que nos hace contar con niveles saludables de cartera de forma recurrente. Pero, además, esperamos poder anunciar antes de final de año algún nuevo proyecto de tamaño relevante, lo que haría crecer esta cifra.

Dentro de su plan de crecimiento, han llevado a cabo la compra de The Phone House España, ¿qué supone para la compañía?

Es un hito importante porque creemos que es la plataforma desde la que desarrollar un concepto que teníamos en la cabeza desde hace tiempo. Es lo que hemos llamada Smart House, y donde queremos posicionarnos como integrador en la prestación de servicios para unos consumidores y unos hogares cada vez más digitales.

Tenemos muy claro el concepto y que esta tendencia está ahí, ahora estamos trabajando en un plan que debe definir cuál es la forma de implementarlo y la propuesta al consumidor final.

Ahora que estamos en plena ola de movimientos corporativos, ¿se ven más compradores o comprados?

Compradores, sin duda. Dominion es un proyecto de largo plazo, donde nos vemos como consolidadores del sector del multiservicio. Estamos en una buena posición para ser uno de ellos, con un balance fuerte y ya instalados en la nueva economía digital, mientras otros jugadores tienen todavía que recorrer este camino. La tendencia apunta a que seremos menos “players”, pero más fuertes en términos de solvencia y capacidades.

Están presentes en más de 30 países ¿Tienen entre sus objetivos abrirse a nuevos mercados?

Estaremos allí donde el volumen e importancia de los proyectos lo requieran; pero tenemos también muchas oportunidades para desarrollarnos en aquellos países donde ya tenemos presencia. En muchos casos, tenemos solamente una o dos divisiones instaladas en un país, pero la estructura ya está establecida. Esto permite que el resto de nuestras seis divisiones puedan entrar en un nuevo mercado de una forma más fácil y sin necesidad de incurrir en nuevos costes de estructura. Cualquier nuevo margen se convertiría directamente en EBITDA.

¿Cómo se están protegiendo de la caída del dólar en aquellos mercados (México, Estados Unidos…) en los tiene presencia?

Tratamos de contar con cobertura natural. Tanto a nivel de Cuenta de resultados, ya que los proyectos son ejecutados de forma local; como a nivel de Balance, tomando posiciones de pasivo en dólares, por ejemplo.

¿Tienen el dar dividendo como uno de sus planes?

Ahora mismo creemos que debemos emplear los recursos en completar nuestro plan de crecimiento. Pero una vez cumplamos nuestro compromiso con el mercado, somos una compañía generadora de caja, y lo lógico sería repartir en torno a un tercio de nuestro beneficio neto entre nuestros accionistas. Es algo que entra dentro de nuestros planes de medio plazo.

Acceda aquí para suscribirse a la revista y poder leer completa esta entrevista