El proveedor noruego de aluminio y energía Norsk Hydro anunció el miércoles que realizó más recortes en el segundo semestre, aunque dio a conocer un inesperado beneficio neto en el segundo trimestre tras la recuperación de la demanda de aluminio en China a pesar de los bajos precios.  El beneficio neto del grupo en el segundo trimestre se redujo un 73% a 211 millones de coronas noruegas (33,3 millones de dólares) frente al beneficio de 786 millones de coronas en el mismo periodo del año anterior. No obstante, la cifra superó las previsiones de los cinco analistas consultados por Dow Jones Newswires, que esperaban una pérdida neta de 298,25 millones de coronas noruegas en el segundo trimestre.