El mayor productor de petróleo ruso, OAO Rosnef, anunció el martes que su beneficio neto casi se quintuplicó en el cuarto trimestre de 2007, por las adquisiciones y el crecimiento de la producción orgánica. El beneficio neto alcanzó los 2.980 millones de dólares en el último cuarto de 2007, frente a 603 millones de dólares un año antes, y por encima de los 2.900 millones de dólares pronosticados por seis analistas consultados por Dow Jones Newswires. Entre octubre y diciembre, la empresa multiplicó por dos sus ingresos, a US$16.490 millones, ya que la producción de sus plantas aumentó un 7,8% y porque Rosneft se benefició de las compras de activos de OAO Yukos como Tomskneft y Samaraneftegaz, realizadas en verano. Rosneft agregó que su deuda neta a finales de marzo se había reducido a US$23.800 millones, frente a los US$26.300 millones a que ascendía a comienzos de año.