La papelera cántabra Sniace dijo el jueves que su beneficio neto del primer trimestre ascendió a 283.000 euros, lo que supone un recorte del 73 por ciento respecto al mismo periodo de 2008. Las ventas de la compañía aumentaron un 18 por ciento a 26,1 millones de euros, aportando el negocio de cogeneración de energía 15,1 millones. El resultado bruto de explotación bajó un 27 por ciento a 1,3 millones. El grupo señaló que ha observado una reactivación de la demanda en el mercado de celulosa, sector en el que es optimista debido al aumento de los precios internacionales en EEUU. Sniace también observa un incremento de precios en el área de fibra con respecto al primer trimestre, que junto a la fabricación de productos de valor añadido en el mercado americano traerán una mejoría en las cifras en los próximos trimestres.