Banco Comercial Portugues continúa al alza, con repuntes de algo más del 2 por ciento, mientras los inversores esperan que la junta de accionistas de esta tarde bloquee una reforma de los estatutos que impediría opas hostiles. Además, BCP ha recibido una subida de precio objetivo por parte de Keefe, Bruyette & Woods (KBW) de 2,80 euros por acción a 3,90 euros.
En su nota para clientes, KBW indica que BCP es visto por un candidato para ser comprado y prevé que fijará objetivos 'ambiciosos' en el Plan estratégico que será revelado en su Día del Inversor del 1 de junio. Recientemente, se ha especulado con que Banco Popular y BBVA estarían interesados en presentar una oferta por BCP, ya que el primero no ha descartado crecer mediante compras en Portugal y de que el segundo quiera crecer en Europa. Hoy, algunos agentes indican que la expectativa de que los accionistas bloquearán las medidas de blindaje es el principal impulsor de la acción, como ya lo fue la semana pasada. Los cambios propuestos en los estatutos del BCP incluyen un aumento del quórum necesario (del 66 por ciento del capital actual al 75 por ciento) en la junta de accionistas para cambiar el límite del 10% en los derechos de voto. El presidente del banco portugués, Jorge Jardim Goncalves, también propuso que sea cambiado el procedimiento de elección de miembros del consejo ejecutivo, de tal forma que pase a depender del consejo supervisor que él mismo preside